jueves, 24 de noviembre de 2016

Cómo acabar rápidamente una relación

Hay muchas razones por las que acaban las relaciones y en muchos casos, lamentablemente, terminan por malos entendidos, por obstáculos que se tornan insuperables y por errores que se comenten aún sin darse cuenta, pero hoy en día se conoce que mucha rupturas de noviazgo, relaciones de pareja conviviendo y matrimonios, terminaron más allá de las causas principales: rutina y falta de comunicación derivadas del acomodarse en la relación de algunas cosas que ellas y ellos hacen sin darse cuenta, así que pensando en hacer duradera la relación que tienes, para tenerlo en cuenta cuando encuentres esa persona especial que quieres retener, quizá debas conocer qué es eso que aleja a uno de otro sin casi percatarse de ello.

A los hombres les desilusiona una mujer que…


Se empeña en cambiarlos del todo, que no comprende que antes de conocerla ya era de tal manera y que quiere convertirlo en una copia nueva de un ex (que le está recordando siempre) su padre o su mejor amigo.

Que se entrometa en sus relaciones de amistad, que le prohíba ver a sus amigos, que sea descortés con sus familiares y que se encele de todas sus viejas amistades femeninas y aún las exparejas que abandonó mil años atrás.

Que quiera conformar grupos de amistad entre sus amigos y las amigas de ella, que quiera ejercer control de las relaciones sociales de ambos, que tome decisiones sobre organizar fiestas, citas, salidas de paseo con terceras o más personas sin consultarle, que piense que a él puede llegar a gustarle todos sus amigos del trabajo, de su barrio, de su familia.

Que se empeñe en controlar sus llamadas, sus cuentas de crédito, sus entradas y salidas al trabajo.
Que de repente odie el sexo y que deje de lucir atractiva porque ahora encuentra más útil estar en bata todo el día o comer frente a la televisión sin preocuparse de su figura.

Las mujeres se alejan de un hombre que...


Pretende convertirlas en una copia de su madre, que quiera que se convierta en la hija que su madre querría y que se haga la meta de convertirlas  en amigas de estar juntas noche y día.

El hombre que olvida los detalles que solía tener, que deja de recordarse de su cumpleaños, que olvida recogerla en el trabajo cuando lo habían planeado y que todo el tiempo está pendiente de algo más y nunca de lo que comparten.

Que se encele de ella con todo el mundo, con sus amigos de antaño, con los hombres que trabaja y con los que ve por la calle

El que no ayuda en casa, el que no es comprensivo con su carrera y piensa que si un fin de semana ella tiene que trabajar es porque ya no lo ama.

El que la compara con sus ex, con su madre, con su hermana adorada, con la mujer de la oficina, con la chica de la televisión, dejándola siempre mal parada.